Cayayo: Irresponsable de las sonoridades emergentes en Venezuela

Por: José  Manuel D´ Jesús

“Moriré en paz deseando ver las cosas 

cambiar de un lugar a otro lugar”

En la década de los años 90, Venezuela vivió uno de los momentos álgidos en el marco del movimiento musical alternativo de la primera mitad en la década de los noventa, bandas como la Leche, Zapato 3 y Desorden Público lograron hacerse percibir en la escena venezolana.

 

Luego del éxito y la proyección alcanzada por Sentimiento Muerto a principios de esta época varias agrupaciones además de las mencionadas, descubrieron que en nuestro país existía la posibilidad de realizar proyectos con un sonido nacionalista, dentro del margen genérico del rock como estilo transcultural en el contexto musical iberoamericano.

 

¿Quién desempeñó un papel fundamental en el impulso de las bandas de esta generación? Carlos Eduardo Troconis, mejor conocido como “Cayayo”, guitarrista de Sentimiento y posterior líder de bandas como Dermis Tatú y el colectivo PAN, quién además de ser un músico entregado a su oficio brindó diversas oportunidades para un auge en esta corriente musical recibida en nuestro país por la cultura anglosajona. Realizó festivales en apoyo a las bandas emergentes de la Caracas de la década noventera. Uno de ellos fue el evento denominado “Miércoles Insótilos” que dió cabida a estas y otras agrupaciones como Sur Carabela y La muy bestia Pop. 

 

Fotografía por Iván Gabaldón
Fotografía por Iván Gabaldón

El interés fundamental de Cayayo, era integrar todas las bandas formadas para aquel momento, misión que culminó en la realización del Festival de Nuevas Bandas a cargo de Félix Allueva productor y promotor cultural creador de la fundación, dicho evento,  se llevó a cabo en 1991, tuvo como primer ganador fue Zapato 3. Luego de este triunfo para el año 1992 Sentimiento Muerto decide desintegrarse, produciendo en Cayayo mayor acción en la escena musical alternativa. De las cenizas de este grupo, surge su segundo proyecto, Dermis Tatú mencionado ya anteriormente formado por Héctor castillo y Sebastián Araujo (ambos ex- sentimiento). Dermis logró grabar sólo dos placas discográficas, una en estudio titulada: la violó, la mató y la picó, además del tour realizado en San Francisco llamado, Komotion que contiene temas inéditos como: cría cuervos y animalito en corral Del colectivo PAN se conservan las grabaciones olvidadas editado por la fundación nuevas bandas y el concierto ofrecido en el teatro nacional.

 

Así pues, se percibe de manera breve el rol fundamental de este personaje preocupado por el país y su cultura creyente en la música realizada en Venezuela, por causas lamentables desapareció de los escenarios y dejó de ejecutar su guitarra fender con sonido irreverente en noviembre del año 1997, dejando un gran abismo en la escena rockera alternativa nacional. Boris Izaguirre, periodista venezolano radicado en España en una entrevista realizada a este músico dijo lo siguiente:

 

 

Cayayo no era nada fácil, me tocó lidiar con él muchas veces, Cierto espíritu paranóico lo perseguía, Siempre pensando que el Mundo podía estar contra él. (…) Cercano al momento de su muerte pudimos reencontrarnos y conversar, Empezaba a comprender su papel de líder en el movimiento musical rock venezolano, Nadie como él para darle cohesión a la movida, todos los músicos Confiaban en él. Justo en ese momento decidido irse, Llevando consigo una energía y un liderazgo que aún no consigue reemplazo (…)  

 

 

Allueva Félix. (2008)

Crónicas del Rock fabricado acá